2009/07/04

090704 . EL TERCER SEXO

......................................................................................

  • El tercer sexo, reconocido socialmente e incluso por la ley en algunos países
  • EFE, 2009-07-04 # Almudena Serpis
Gays, lesbianas, bisexuales y transexuales celebran hoy el día del orgullo gay, desconocedores en muchos casos de que en otras partes del mundo como en la India o Tailandia existe un tercer sexo, reconocido socialmente e incluso a veces por la ley.

El tercer sexo incluye a personas que no se consideran ni hombres ni mujeres, sino pertenecientes a un sexo intermedio.

"La homosexualidad es un paraguas muy grande bajo el cual se encuentran no uno, ni dos, sino tres sexos distintos", explicó a Efe Vijai R. Nair, vicepresidente de la organización india Udaan Trust que defiende los derechos del tercer sexo en Bombay.

En marzo de 2005 el tercer sexo fue añadido como categoría sexual en el registro de pasaportes de la India, al añadirse la categoría E, de Eunuco junto con la F (femenino) y M (masculino).

En la india los 'hijra' (palabra en urdu que significa hermafrodita) son hombres vestidos de mujer que se relacionan con otros hombres o con otros hijras. La tradición hijra tiene miles de años de antigüedad y está presente en los escritos sagrados de la religión hinduista.

Otro representante de Udaan Trust, Akshey Kumar,, indicó a Efe que son una minoría social muy fácilmente identificable: "tienen un dialecto y costumbres propias en la que todos sus miembros son musulmanes, a pesar de que muchos se dedican a la prostitución o a la brujería para subsistir. Muchos de ellos están castrados: los eunucos".

Según anunciaba el jueves el Tribunal Superior de Nueva Delhi (TSD) la homosexualidad ya no está criminalizada en la India, un paso adelante para la integración del tercer sexo, más aceptado en países budistas como Tailandia.

Los Kathoey en Tailandia son biológicamente hombres, pero se consideran a sí mismos mujeres atrapadas en un cuerpo que no es el suyo.

La religión budista, basada en la tolerancia, hace posible que los Kathoey sean respetados en la sociedad tailandesa como un sexo a parte. Su transformación comienza en la niñez, antes de convertirse en adolescentes.

En Occidente, el concepto 'tercer sexo' está atribuido a la transexualidad, a un cambio de un genero a otro (de masculino a femenino o viceversa).

"En sociedades más 'modernizadas' se impone una bipolaridad sexual que no existe. Pensamos que estamos más avanzados pero estamos demasiado condicionados al concebir el género como algo meramente biológico y no como algo social", afirmó a Efe Beatriz Espejo, fundadora del colectivo de transexuales de Cataluña.

Esta metamorfosis sexual intermedia que desafía las leyes del xx y el xy está latente en muchos otros lugares. En algunas regiones del sur de México existen los muxe (término proveniente de la palabra española mujer), personas nacidas con un sexo masculino que adquieren un aspecto de mujer y suelen emparejarse con otros hombres y formar familias.

"Al no tener una sexualidad definida, aquellos considerados como tercer sexo asumen el papel de madre, padre, esposa o esposo independientemente de su sexo biológico, a menudo alternando roles", precisa Vijay R. Nair

Muchos recurren a operaciones de cirugía estética, pero no con el deseo de cambiar de sexo a uno masculino o femenino, sino con la intención de manifestar físicamente una identidad definida por un sexo diferente.

El concepto del tercer sexo también aparece en la historia de la antigua Grecia a través del mito de Hermafrodito (hijo de Afrodita y Hermes) en el cual Salmacis, el espíritu de un lago, obsesionada con la belleza de Hermafrofito se abrazó a él y pidió a los dioses que los fusionaran a ambos, creando así un individuo de doble sexo.

En las poblaciones de indios amerindios de Estados Unidos, los berdache, o dos espíritus, afirman poseer el espíritu masculino y el femenino simultáneamente. En las culturas samoana, filipina y polinesia algunas familias educan a sus hijos para convertirlos en miembros del tercer sexo desde que son niños.

Así se demuestra que hay personas con poderes camaleónicos capaces de metamorfosearse y crear un sexo nuevo, libres de los estereotipos que definen muchas de las sociedades actuales.

Peter, un af'afafine -el tercer sexo samoano-, explica en un testamento que publica la Associación Affafine de Samoana (Samoa Faafafine Association) que su vida se asemeja a la de una mariposa: "empecé mi vida como una versión afeminada de un niño enfermo sólo para más tarde transformarme en un precioso af'fafine".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada